fbpx

Blog

Misión, visión y valores de una empresa ¿sirven para algo?

misión, visión y valores

Seguro que has oído hablar en numerosas ocasiones de la ‘misión, visión y valores’ de una empresa y es que, aún hoy, estos tres conceptos forman los tres pilares sobre los que se asienta la esencia de una compañía.

Si tienes una marca personal, una empresa, un comercio o una startup, definir y plasmar con palabras tu misión, tu visión y tus valores te ayudará, no solo a no perder el rumbo sino a comunicar mucho mejor tu proyecto.

 

¿Qué son la misión, la visión y los valores?

Podríamos simplificarlos diciendo que estos tres elementos deben recoger quiénes somos, qué queremos conseguir y cómo lo vamos a hacer. Componen, así, la columna vertebral de la hoja de ruta de nuestra empresa.

Prácticamente todas las empresas y grandes marcas tienen estos conceptos bien definidos, y no solo eso, sino que se molestan en que toda su plantilla los tenga asimilados e integrados en todos los procesos productivos y de gestión.

¿Por qué? Porque son la base, la filosofía de la empresa, y todo lo que se haga en ella debe estar alineado con la misión, la visión y los valores de la misma. Solo así se podrá construir una empresa coherente, eficiente y con éxito.

Construir unos cimientos sólidos desde el momento de la creación de nuestra empresa es imprescindible y la única forma en la que esta podrá ocupar su lugar en el mundo, en el imaginario colectivo y en la vida de las personas.

Una vez tengas definida tu misión, visión y valores, podrás tener la certeza de que siempre remarás en el sentido correcto y que cada acción que desarrolles e implementes irá acorde con el resto y en la dirección marcada para alcanzar tu objetivo.

Vamos a ver, uno por uno, cada uno de estos elementos, qué son y cómo nos pueden ayudar a mejorar nuestra comunicación.

1. Misión

La misión de una empresa responde a una pregunta tan sencilla como compleja, en ocasiones: ¿Quiénes somos y qué hacemos?

En definitiva, este parámetro debe definir la razón de ser de una empresa y su principal objetivo y, por supuesto, cuál es el proceso que ha implementado para conseguir ese objetivo.

Veamos algunos ejemplos para entender mejor a qué nos referimos:

  • Samsung: “Aportar al mundo tecnologías, productos y diseños innovadores que enriquezcan la vida de las personas y contribuyan a un futuro sustentable y socialmente responsable”.
  • Adidas: “Ser líderes en innovación y diseño ayudando a los atletas de todos los niveles de habilidad a lograr el máximo rendimiento”.
  • Amazon: “Nos esforzamos por ofrecer a nuestros clientes los precios más bajos posibles, la mejor selección disponible y la mayor comodidad”.

Si analizamos los ejemplos, vemos que, de forma sencilla, recogen lo esencial que debe definir una ‘misión’: es clara y sencilla, recoge a qué se dedica la empresa, establece las diferencias con sus competidores y es fácilmente memorizable por clientes y plantilla.

2. Visión

Es bastante habitual confundir misión con visión de una empresa, pero te damos un truco sencillo para diferenciarlas: si la misión es quiénes somos EN ESTE MOMENTO, la visión debe responder a la pregunta de quiénes queremos ser EN UN FUTURO y qué queremos conseguir en ese plazo.

La visión de una empresa contempla las metas que se ha propuesto conseguir, lo que quiere llegar a ser, por eso debe tener un carácter motivador e inspirador.

Ella nos ayuda a guiar a nuestro equipo hacia una meta y nos ayuda, también, a tomar decisiones complejas porque sabemos hacia dónde tenemos que ir.

Volvamos a los ejemplos:

  • Samsung: “Inspirar al mundo y crear el futuro”
  • Adidas: “Ser el líder mundial en la industria de artículos deportivos con marcas basadas en la pasión por el deporte y el estilo de vida deportivo”.
  • Amazon: “Ser la compañía con mejor enfoque a la experiencia del cliente. Desean que todos sus usuarios encuentren, descubran y compren lo que desean a través de Internet”.

Ahora que tenemos claras nuestra misión y nuestra visión, veamos cómo definir y establecer nuestros valores.

3. Valores

Los valores son los principios éticos en los que la empresa va a basar todo su trabajo. En definitiva, es la forma en la que va a perseguir sus objetivos establecidos en los dos puntos anteriores.

Las cualidades que definamos como nuestros valores van a marcar la personalidad de nuestra empresa y van a condicionar el tipo de cliente con el que vamos a poder contar porque, no lo olvides, más allá de un buen producto o servicio, la decisión final de un consumidor está muy marcada por su identificación con los valores de la empresa. Para una buena definición, es importante focalizar.

Seguramente, si nos ponemos a pensar, podríamos elaborar una larga lista de buenas cualidades que incorporar como valores de la empresa, pero lo importante es poner el foco en aquellos 6 o 7 que realmente nos diferencien y vayan a aportar valor a nuestros clientes. Por ejemplo, respetar los derechos laborales es positivo, pero (en teoría) es algo que realizan la gran mayoría de las empresas.

En las empresas que hemos puesto como ejemplo, estos serían sus valores:

  • Samsung: excelencia, cambio, integridad y prosperidad.
  • Adidas: seguridad, colaboración y creatividad.
  • Amazon: innovación, empoderamiento, satisfacción al cliente, compromiso por el cambio climático y sostenibilidad del planeta.

 

En qué nos puede ayudar definir estos conceptos

Como comentábamos al principio, definir la misión, visión y valores de nuestra empresa nos dará una base sólida sobre la que construir todos los procesos que realizamos dentro de ella incluido el proceso comunicativo.

Con estos tres elementos claros y bien definidos, podremos elaborar una estrategia comunicativa alineada con ellos y mucho más poderosa porque será coherente con la imagen global de la compañía y con el trabajo que realiza día a día.

¿Ya tienes tu misión, visión y valores?

 

Consigue hablar cara a cara con tus clientes 

Celia Dubal

Celia Dubal García Directora de cuentas