fbpx

Blog

Gazapos en comunicación corporativa que te llevan directo al hoyo

gazapos de comunicación empresarial

Tienes un producto o servicio estupendo, fruto de tu ingenio que te has currado con mucho esfuerzo, pero a la hora de comunicar confundes términos, fallas en la forma o no encuentras las expresiones correctas para mostrar que tu producto es increíble (porque lo es) sin sonar demasiado engreído. 

Posiblemente estés ante un dilema que muchos otros antes que tú han tenido que afrontar, y que los que vendrán detrás, por muy resabiados que se crean, también. 

La comunicación corporativa tiene sus propias reglas y si buscas comunicar con eficacia, debes regirte por ellas o al menos tenerlas en consideración. Una metedura de pata, un mensaje a destiempo o una noticia mal expresada puede provocar que se derrumbe tu idea, tu empresa o tu marca. Y no es que nos queramos poner melodramáticos, pero la realidad es la que es y miles de empresas han caído por cometer alguno de los errores imperdonables de la comunicación corporativa, dejando en entredicho los valores de su propio negocio. Veamos pues, cuáles son esas pautas que determinarán los cimientos de tu comunicación empresarial. 

Reglas de oro de la comunicación corporativa 

1. Dar cuenta de la estrategia empresarial

Los mensajes que se emiten como parte de la comunicación corporativa deben evidenciar la estrategia de la empresa, con unos objetivos muy pero que muy claros, secundados siempre por la dirección de la compañía. 

2. La comunicación corporativa siempre en manos de profesionales 

Un error muy frecuente sobre todo en pymes (normalmente por su tamaño reducido y escasos recursos) y startups (por su inexperiencia en este campo) es no contar con un profesional o profesionales de la comunicación para realizar esta tarea. Como mínimo se recomienda disponer de un dircom (director de comunicación) quién se ocupará de integrar los objetivos de comunicación con la estrategia de la empresa utilizando los recursos más apropiados. 

3. El plan de comunicación es imprescindible 

En este aspecto muchos empresarios se echan las manos a la cabeza pensando que se trata de un documento anticuado, que con las nuevas tecnologías no hace falta o que se puede omitir excusándose en la falta de presupuesto o de tiempo. Ni qué decir que este error les saldrá muy caro, si no a corto plazo, a la larga, porque una mesa no podrá sostenerse eternamente solo con tres patas. No, señor. 

Y es válido un gran plan de comunicación o incluso un mini plan que acote quizás un tiempo más reducido pero que servirá de guía para, a la larga, evitar matar moscas a cañonazos. 

Este documento será útil para evaluar la situación de la empresa, fijar los objetivos de comunicación, identificar los recursos de los que se dispone, establecer una estrategia para alcanzarlos, calendarizar acciones y mecanismos de evaluación. 

Si quieres profundizar en este aspecto, no te pierdas nuestro post Cómo un plan de comunicación te ayuda a vender más

errores de comunicación corporativa

4. Usar las nuevas tecnologías

“Adaptarse o morir”. Ya lo dijo Darwin en su tiempo. Una frase que no pierde valor con los siglos sino que coge aún más fuerza. Como empresa tienes a tu disposición páginas webs, blogs, redes sociales, chatbots, foros y un largo etcétera de oportunidades comunicativas que puedes (y debes) usar a tu favor. No las desperdicies. 

5. La transparencia ya no es un plus sino una obligación

Toda empresa debe ser transparente y abierta. El hermetismo y la opacidad levantan sospechas en los clientes que casi siempre y dado el alto número de competencia a la que te enfrentas, causará rechazo. Apuesta por la transparencia. 

6. La comunicación corporativa no es publicidad 

Muchos lo saben, otros lo ignoran por completo, y otros, aunque tienen ciertas nociones, se dejan enredar por tendencias y acaban confundiendo términos y liándola parda. 

A grandes rasgos la comunicación corporativa es la difusión de noticias y eventos interesantes acerca de la empresa, mientras que la publicidad hace referencia a la compra de espacios en medios por lo que mezclar ambos términos causará una imagen confusa en la audiencia acerca de tu empresa. 

No solo conociendo sino aplicando (o tratando de aplicar) estas seis estrellas doradas de la comunicación corporativa es muy posible que puedas evitar cometer algunos de los gazapos en comunicación corporativa que derrumban rápidamente la reputación de una marca. 

Los gazapos más vistos en comunicación corporativa 

· Comunicar sin tener un objetivo  

Si para construir un negocio estableces unos objetivos empresariales, ¿por qué al iniciar la comunicación de tu empresa prescindes de ellos?

Uno de los gazapos de los que hablábamos pasa por no determinar objetivos. Si no sabes dónde quieres llegar ¿para qué te pones en camino? Es más, ¿en qué dirección vas a caminar si no sabes a dónde quieres ir? Si jamás te plantearías caminar sin rumbo en tu vida, tampoco dejes al azar tu comunicación. No es salir a dar un paseo, recuerda que estás tratando de decirle al mundo cuán bueno, increíble y maravilloso es tu producto o servicio. 

allos en comunicación de empresa

· Ignorar a tu audiencia

Pon los pies en la tierra, pero en la tierra del 2022. La comunicación no es unidireccional como antaño. Ahora prima la bidireccionalidad, y si no lo tienes en consideración estás perdido. 

· Apostar por una comunicación excesivamente comercial y cero personal

A pesar de que tu foco empresarial esté puesto en la venta, tu prioridad comunicativa aunque en consonancia, debe apuntar a otro fin primero, y ese es el de aportar contenido de valor e interesante. Para ello, puedes valerte de todos los canales y formatos a tu alcance (email marketing, blog, redes sociales…). 

· Insistir, insistir y nunca desistir 

La perseverancia está muy bien, pero con cautela. Debes lograr un equilibrio entre comunicar sin desfallecer y cansar a tu audiencia hasta tal punto que generes rechazo. Ojo con la cantidad desmesurada de emails, publicaciones en redes sociales o anuncios. Necesitas ser constante pero jamás te atrevas a traspasar la línea de la incomodidad. 

 

En definitiva, si quieres hacer las cosas bien, no dejes la comunicación corporativa en un segundo plano. De nada sirve crear algo espectacular si lo encierras en un cajón bajo llave. 

Y no dudes en ponerte en manos de expertos capaces construir los mensajes oportunos, alineados con tus objetivos empresariales para dar valor a tu empresa. 

En Estratega tenemos más de 20 años de experiencia en comunicación corporativa y podremos ayudarte a construir el plan que mejor se adapte a tus necesidades y recursos.

Consigue hablar cara a cara con tus clientes 

 

Irene Yebra

Irene Yebra ——- Redactora senior