fbpx

Blog

5+1 acciones ganadoras para diseñar una estrategia de comunicación efectiva para tu pyme

estrategias comunicacion

Dejemos las cosas claras desde el principio: para que la comunicación de tu empresa te ayude a conseguir los objetivos que buscas (ventas, comunidad, fidelizar, conseguir prescriptores…) es necesario que haya una estrategia detrás. 

Por muchos eslóganes que podamos leer en internet sobre trucos milagrosos que harán que multipliques tus seguidores en redes sociales, que los buscadores te posicionen el primero y que los medios de comunicación se peleen por sacar a tu empresa en portada, lo cierto es que no existe una fórmula secreta, sencilla y rápida para alcanzar tus objetivos. 

Pero no desesperemos, sí existe un método que, aplicado con cierta disciplina y perseverancia va a darnos los resultados que buscamos. Te lo cuento en cinco pasos muy sencillos para que puedas crear una estrategia de comunicación efectiva para tu empresa o proyecto. 

  1. Pero, antes de empezar, ¿qué es una estrategia de comunicación?
  2. ¿Qué canales debería incluir?  
  3. Recursos necesarios para desarrollar una estrategia de comunicación
  4. 5+1 acciones ganadoras

              4.1 Un poco de introspección

              4.2 Ramifica: de lo más grande a lo más concreto

              4.3 Investiga

              4.4 Planifica

              4.5 Calendariza

              4.6 ¡MIDE LOS RESULTADOS!

Pero, antes de empezar, ¿qué es una estrategia de comunicación?

Es ‘El Plan’, es decir, todas las acciones enmarcadas en el amplio abanico de la comunicación que vas a llevar a cabo para conseguir tu objetivo principal y tus objetivos secundarios. 

Así, forma parte de la estrategia de comunicación de una empresa desde el spot publicitario de Navidad para emitir en la televisión nacional hasta el texto usado para animar a participar en el último sorteo que ha organizado en Instagram.

¿Qué canales debería incluir? 

Este punto depende de cada pyme, de sus objetivos, del tipo de persona al que se dirige y del sector al que pertenece. Como recomendación general: no intentes abarcar todos los canales de comunicación posibles, opta por aquellos que use mayoritariamente tu buyer persona, la persona modelo a la que te quieres dirigir. 

Eso sí, es posible que te dirijas a diferentes tipos de público. En ese caso, cada uno de ellos requerirá de su propia estrategia de comunicación. 

Recursos necesarios para desarrollar una estrategia de comunicación

Afortunadamente, los recursos para desarrollar una estrategia de comunicación no son especialmente costosos, aunque puede que, en algunos casos, sean difíciles de conseguir. Por ejemplo, una estrategia de comunicación requiere tiempo. 

Y, si tú no lo tienes, tendrás que pagar a alguien por el suyo, por su tiempo y, obviamente, por sus conocimientos en la materia para que desarrolle una estrategia exitosa. 

Si optas por realizarla por tu propia cuenta, además del tiempo, necesitarás disponer de material gráfico (fotos, videos, infografías…) que es el que deberá acompañar los textos en el blog, en las redes sociales, los catálogos y dossiers de la empresa y, también, las notas de prensa o los comunicados que quieras hacer llegar a los medios de comunicación. 

Obviamente, necesitarás un ordenador o un teléfono móvil con conexión a internet, la conexión a internet, un gestor de bases de datos y, también, alguna herramienta que te sirva para elaborar las campañas de email marketing por sencillas que sean (Mailchimp, Active Compaign, o similar). A ello, y aunque no es imprescindible, estará muy bien añadir alguna herramienta que te ayude en la planificación y calendarización de los contenidos y, también, algún programa informático para editar imágenes. Hoy en día dispones de muchas opciones gratuitas online, así que, no desesperes. 

5+1 acciones ganadoras 

1. Un poco de introspección

Es el primer paso para que todo tenga sentido. Antes de iniciar una estrategia de comunicación, tenemos que sentarnos y definir muy bien nuestro proyecto, sobre todo, aquellas cuestiones referentes a nuestra audiencia y potenciales clientes que serán los destinatarios de nuestra comunicación. 

Respóndete a las siguientes preguntas: 

  • ¿Cómo es mi cliente ideal?
  • ¿Qué le preocupa?
  • ¿Cómo ayuda mi producto/servicio a colmar sus necesidades?
  • ¿Dónde se suele informar?
  • ¿Cuáles son sus intereses?

Fíjate que, cuando respondas a esas preguntas tendrás resultas algunas de las cuestiones más importantes a la hora de comunicar: 

  • A quién me dirijo
  • Sobre qué temas debo hablar para captar su interés
  • Qué canales debo usar preferentemente
  • Qué tono y estilo debo usar en mis mensajes

 

2. Ramifica: de lo más grande a lo más concreto

En el punto anterior habrás obtenido mucha información que ahora tienes que convertir en contenidos ‘consumibles’ ya sea a través de un blog, redes sociales o una newsletter. 

Muchos de nuestros clientes coinciden en un temor común: ¿y si me quedo sin temas? 

Es una preocupación muy extendida entre las pymes que se lanzan a gestionar su comunicación online. 

Y nuestro consejo es siempre el mismo: periodicidad razonable y planificación. 

¿A qué nos referimos? A que no siempre es necesario que publiques contenido todos los días. Establece una periodicidad acorde a tus recursos y necesidades y, a partir de ahí, realiza una planificación trimestral, semestral o incluso anual. 

Para crear los contenidos, un recurso muy efectivo es establecer un listado que empiece por los ‘grandes temas’ que trata tu empresa. Por ejemplo, si es una empresa que se dedica a la moda sostenible, sus grandes temas serían: moda y sostenibilidad. 

Ahora coge cada uno de ellos y ve poniendo temas asociados. Por ejemplo, en categoría moda: moda de temporada, slow fashion, tendencias… Y cada uno de esos temas, trata de dividirlos en otros más pequeños. Moda – moda de temporada – moda de verano. Y así, consecutivamente. Cuando te des cuenta, tendrás un buen listado de temas para publicar en tus canales de comunicación. 

3. Investiga

Una de las ventajas de la comunicación online es que existen muchas herramientas para investigar tanto los intereses de tu audiencia y poder elaborar un mensaje que conecte mejor con ellos, como herramienta para generar contenido atractivo y diferente. 

Investiga posibilidades y mira de cerca qué hacen empresas similares a la tuya. Es una buena fuente de inspiración y, sin necesidad de copiar, te ayudará a desarrollar una estrategia de contenidos más atractiva y certera. 

4. Planifica

Ya lo hemos comentado en el punto sobre la ramificación para crear una buena lista de contenidos y es que una de las cosas que mejores resultados te dará en la estrategia de comunicación es planificar y tener una buena previsión para evitar los agobios y el consabido “¿Y hoy qué público?”.

Lo más recomendable es que, cuando tengas la lista de contenidos elaborada junto a los hitos que se van a dar durante el año (lanzamiento de nueva colección, participación en ferias, rebajas…), planifiques todas las acciones que puedes hacer alrededor de cada uno de esos ítems. 

Siguiendo con el ejemplo anterior, supongamos que vamos a escribir un post al mes en el blog. Pues, a partir de él, planificamos las acciones de comunicación que realizaremos: 

  • optimización para SEO 
  • posts de la publicación en cada una de las redes sociales 
  • adaptación de contenido del post para publicaciones más cortas en redes (carruseles, reels)
  • un vídeo en YouTube o en IGTV con el mismo contenido del post

Y todo lo que se te ocurra y puedas realizar. 

Si hablamos de un hito como el lanzamiento de una nueva colección, podemos planificar desde una campaña de Ads con sus diseños y sus textos correspondientes, hasta videos promocionales, colaboración con personas relevantes, sorteos, códigos descuento… El límite lo pones tú.  

5. Calendariza

Con todo el trabajo realizado en los puntos anteriores, llega la hora de coger el calendario e ir situando cada acción en su día concreto y apúntate que varios días antes de cada publicación debes empezar a elaborar la imagen o creatividad que vas a usar y el texto que vas a compartir. 

Si usas una herramienta para programar los contenidos, fenomenal, puedes hacerlo con antelación y dejarlo todo preparado. 

Créeme, planificar y calendarizar es la mejor estrategia para llevar al día las publicaciones sin estresarnos y que realmente nuestra comunicación sea efectiva. 

 

5+1. Mide los resultados

La pongo la última y como ‘extra’ pero realmente es una de las acciones más importantes (si no la MÁS importante) en una buena estrategia de comunicación. 

Medir los resultados no solo sirve para hincharnos el ego con el número de ‘likes’ sirve para saber si un contenido funciona o no, si interesa al público, si es lo que están buscando. En definitiva, sirve para conocer mejor a tu audiencia y, si cada vez conoces mejor a tu audiencia, cada vez te será más fácil realizar las conversiones de seguidor a cliente. 

Porque antes de comprarnos, nuestros clientes nos tienen que conocer y nos tienen que querer. 

Por eso es importante que tu estrategia incluya una serie de valores tangibles que podamos contralar, las llamadas KPI. Escoge aquellas que más se ajusten a tu objetivo y realizar un seguimiento periódico. 

Con ello verás si todas las acciones que estás haciendo tiene el rendimiento esperado y, si la respuesta es no, tendrás que revisar aquellas que no funcionan e introducir los cambios necesarios. La comunicación no es una ciencia exacta y es muy posible que lo que te funcione a ti, no le funcione a otra empresa, de ahí la importancia de probar y medir. 

Un último consejo: no tengas miedo a equivocarte y, por supuesto, no tengas ningún reparo en rectificar. ¡Es la única forma de crecer! 

Consigue hablar cara a cara con tus clientes 

Celia Dubal

Celia Dubal García Directora de cuentas