fbpx

Blog

5 claves para mejorar la comunicación interna con tu equipo de trabajo

comunicación interna

Muchas veces nos encontramos con CEO o gerentes de empresas con muchas ganas de que su producto o servicio llegue al gran público, entusiasmado con la idea de que su mensaje se difunda por el mundo y corra como la pólvora gracias a una buena estrategia de comunicación externa y, cuando preguntamos quién será la persona dentro de la empresa que nos sirva de enlace para llevar la comunicación desde nuestra agencia, la duda: ¿hay alguien en la empresa que la conozca bien? La respuesta no siempre es positiva y eso indica una carencia que las empresas no deberían permitirse: una comunicación interna descuidada.

Evidentemente, no estamos diciendo que toda la plantilla conozca hasta los decimales del balance del último año contable, pero sí es muy positivo para el buen funcionamiento de la empresa y para su imagen de cara al exterior, que las personas que trabajan en ella se sientan parte importante de la misma y, para eso, la comunicación interna es imprescindible.

Ventajas de cuidar la comunicación interna

Como decíamos, una de las principales ventajas de cuidar la comunicación interna es el respeto que eso transmite a la plantilla, tanto a su trabajo como a ellos y ellas como personas. Y eso supone contribuir a un ambiente más positivo en general.

Además, que los miembros de la empresa estén informados y, sobre todo, sean partícipes de la misión y visión, de la cultura de la empresa, les convierte en los mejores embajadores contribuyendo a reforzar una imagen de marca positiva y expandiendo su mensaje de manera natural, orgánica y amable.

Errores de comunicación interna que te harán perder la confianza de tus empleados

¿Cómo saber si necesitas mejorar tu comunicación interna? Puedes fijarte en si cometes alguno de estos errores y, en ese caso, ya tienes la respuesta a esa pregunta.

1. Extralimitar los canales de comunicación entre las personas que componen tu empresa

Es lógico que haya un canal para cada tipo de información, pero la empresa debe ser flexible y facilitar la comunicación a través de los canales con los que cada una de las personas se sienta más cómoda y segura.

2. Limitar la información interdepartamental

No aísles a los departamentos, que estén al tanto de lo que hacen sus compañeros es importante.

3.  Hablar solo con los cargos intermedios

Es lógico que en la estructura de una empresa haya cargos intermedios para mejorar la eficiencia del trabajo, pero a la hora de comunicar, la Dirección no debería mantener contacto únicamente con este estamento de la empresa, sino que tendría que ser capaz de entablar conversación con cualquiera de los empleados.

4. No cuidar el mensaje ni el estilo

Cuidado con emitir comunicados sin planificar y sin revisar. Las formas son tan importantes como el contenido.

5.  Creer que los trabajadores solo necesitan saber lo que compete a su puesto

Siento decirte que no. Que los trabajadores, para realizar mejor su trabajo y para estar más motivados e implicados, necesitan tener una información amplia y global de la empresa, de sus objetivos, de sus planes de futuro, de su misión y de su visión.

5 claves para mejorar tu comunicación interna

Si te has visto reflejado en alguno de estos errores, a continuación te damos algunas claves para mejorar la comunicación interna de tu empresa.

1. Transparencia

Ocultar información relevante no es una buena estrategia. Y recuerda que la información debe fluir de forma vertical pero también horizontal, entre departamentos.

2. Utiliza el canal y el estilo adecuado en cada ocasión

No es lo mismo felicitar las vacaciones que comunicar un ajuste presupuestario. El tono, el estilo y el canal que escojas en cada una de estas ocasiones debe ser el apropiado.

3. Potenciar el cara a cara

Están muy bien los mails y las videollamadas, pero, siempre que puedas, fomenta encuentros en persona entre la Dirección y la plantilla y con la premisa de que todas las personas puedan hablar y ser escuchadas. No se trata solo de comunicar, también hay que escuchar.

4. Planifica todo lo planificable

Igual que la comunicación externa se planifica en base a unos objetivos y recursos, la comunicación interna debería hacerse con el mismo criterio. Siempre habrá imprevistos pero, en estos casos, contar un protocolo de actuación es, prácticamente, como haber planificado hasta los imprevistos.

5. Utiliza la tecnología

Comunícate con la plantilla de la forma que ellos se comunican y, por supuesto, no limites la comunicación al trabajo. De vez en cuando, salir de los temas (y de los entornos) laborales te permitirá generar un clima de confianza más férreo. 

Apuesta por una comunicación interna cuidada y de calidad y verás resultados positivos en el corto plazo. 

 

Celia Dubal

Celia Dubal García Directora de cuentas