fbpx

Blog

¿Qué es el dircom y qué ventajas aporta a tu empresa?

dircom

En los últimos años hemos podido presenciar una frenética evolución de la comunicación corporativa a la par que el crecimiento y desarrollo del mundo digital. Hoy, por tanto, pocos pueden seguir presumiendo de éxito empresarial sin haber desarrollado una estrategia de comunicación en la que la figura que nos compete analizar hoy, la del dircom, es crucial en este proceso. 

Qué es el dircom 

El dircom o director de comunicación es la persona encargada de desarrollar la comunicación de una empresa, organización o marca. Sobre este perfil recae todo el peso a la hora de trazar la estrategia de comunicación tanto interna (dentro de la organización) como externa (hacia los clientes, proveedores, stakeholders, etc.). 

Esta función la puede desempeñar una persona especialista desde dentro de la organización, o bien un agente externo especializado, por ejemplo, una agencia de comunicación, que sepa captar la esencia de marca, diseñar un plan de comunicación y ejecutarlo a través de los canales más apropiados para la empresa en función de su público objetivo. 

Esta es precisamente la metodología de trabajo de Estratega, a través del desarrollo e implementación de estrategias comunicativas alineadas con los objetivos empresariales para dar a conocer una empresa, mejorar su reputación, crear imagen de marca, etc. 

Funciones del dircom en la empresa 

Pero, dejémonos de generalismos y vayamos un paso más, ¿qué hace exactamente el dircom en una empresa? ¿Por qué se insiste tanto en esta figura?

1. Conocer la cultura de empresa

La primera de las funciones que va a desarrollar el director de comunicación una vez aterrice en un negocio es empaparse de la cultura de empresa (que esperamos tengas bien definida). Deberá integrar muy bien la misión, visión y valores corporativos para posteriormente desarrollar la estrategia de comunicación alineada a esos patrones. 

2. Lograr y mantener la reputación de la empresa 

Aspectos como lograr el reconocimiento de marca o conseguir un determinado prestigio en el mercado siempre lo llevará a cabo el dircom a través de la estrategia diseñada y las comunicaciones que vaya desarrollando a lo largo del tiempo. 

Asimismo, el director de comunicación se encargará de asegurar las relaciones entre los integrantes de la compañía y/o colaboradores, así como con los medios de comunicaciones, asociaciones e influencers que promuevan la creación de una imagen positiva de la marca en el imaginario colectivo. 

3. Ejecutar las acciones de comunicación 

Una vez diseñado el plan comunicativo acorde a los objetivos empresariales y por supuesto, sabiendo que va a reflejar perfectamente la cultura de empresa, el dircom se compromete no solo a ejecutar todas las acciones planificadas, sino a hacer seguimiento de estas a través de los canales que se hayan establecido. 

4. Transparencia en tiempos opacos

Todo el mundo sabe que la transparencia es un factor determinante en los tiempos que vivimos. Pues bien, precisamente el dircom será el encargado de impulsar la transparencia de la organización a través de una comunicación no solo efectiva, sino también eficiente, y evitar cualquier situación de crisis comunicacional. 

5. Colaboraciones y alianzas estratégicas

Si la empresa desea colaborar o aliarse con entes públicos o privados, el dircom será el perfecto comodín a la hora de ejecutar acciones comunicativas tanto para llegar a ellos, como para comunicar los proyectos que se puedan pactar. Además, como especialista y por supuesto, aliado relacional, será el encargado de promocionar la empresa externamente generando o aumentando el interés del público por tus productos o servicios. 

6. Las mediciones nunca pueden faltar

En efecto, sin medición no hay mejora ni forma de comprobar que el camino que se ha elegido es el correcto. Por eso, al margen del crecimiento del negocio en el desarrollo de su actividad principal, el dircom será el compañero de pupitre preferido que hará seguimiento y evaluará tanto la estrategia de comunicación en global, como cada una de las acciones comunicativas realizadas a lo largo de un periodo de tiempo. 

En ese sentido el director de comunicación podrá conocer de primera mano qué ha funcionado y por tanto se puede seguir replicando, qué ha fallado que debe ser reemplazado, y qué aspectos deberían mejorarse de cara a la nueva temporada para aprender y mejorar. 

El dircom, tu mejor amigo

La comunicación corporativa dentro del sistema social en el que vivimos es una realidad consustancial y un imperativo para abordar en cualquier organización. 

Todas las empresas comunican: desde las multinacionales y empresas de las que conocemos abiertamente su comunicación, hasta las pequeñas y medianas empresas. 

Si bien, normalmente las pymes comunican de una forma esporádica y poco planificada, muchas veces dejando al libre albedrío que cada cual complete esa información que le falta a su manera, no es el único inconveniente que puede existir en este campo, ni mucho menos. No podríamos afirmar que es rotundamente peor que una vaga comunicación, pero sí que el silencio deja helado a cualquiera. En ese caso el público no tendrá que completar la información que le falta, sino que creará desde cero la información que como empresa no se le está dando, con el trágico y más que probable resultado de una imagen de marca totalmente distorsionada. 

Dónde puedes llegar de la mano de un dircom

Dramatismos aparte, llegados a este punto podemos apreciar más si cabe la mayúscula necesidad de un dircom para empezar y posteriormente dirigir la comunicación de una empresa, negocio, marca, institución… Y es que solo en el momento que la organización cuente con un dircom será capaz de gestionar su identidad y comunicación para conseguir que el público se forme una imagen de ella lo más verosímil posible. Pero eso no es todo, pues solamente cuando el dircom orquesta las comunicaciones de marca esta podrá crecer, sumergirse e incluso batallar en el tan competitivo mundo digital. 

Una correcta comunicación de empresa no te va a privar de críticas (todas las propuestas del mundo cuentan con detractores) pero sí de la confusión que una mala gestión comunicativa te puede generar, y te ahorrará más de una vez invertir energía y tiempo es desmentir rumores, reconducir la opinión pública y hacer mil y una peripecias para mantener la imagen de marca intacta. 

Consigue hablar cara a cara con tus clientes 

 

Irene Yebra

Irene Yebra ——- Redactora senior